Reunión de vecinas

Después de varios meses se volvieron a encontrar Emilia, Maia y Giulia. Emilia y Maia son hijas del grupo de mis amigos del colegio y se llevan un mes de diferencia. Emilia es de diciembre, Maia de enero y Giulia de febrero. La reunión fue en casa de Emilia, cuando llegamos Maia ya había llegado. No se veían después de mucho tiempo y les costó unos minutos jugar juntas. Primero cada una por su lado, Giulia cerca a mí, jugando con bloques, pasándome muñecos, comiendo pan con pollo. Maia se subía las escaleras y Emilia caminaba por todos lados. Es muy divertido ver como juegan y ver que cada una tiene una personalidad diferente desde tan pequeñas. Giulia, la más tranquila. Jugaba sola, a veces

Pequeños grandes pasos

Hace poco fui a hacer fotos de un desfile de modas y ahí conocí a un chico, él tiene una agencia de modelos y su novia iba a desfilar. Conversando le conté que tenía una hija. Él, mayor que yo, me comentó que ya quería tener hij@s y le dije que es “matadazo pero mostro”. Él asoció la palabra “matadazo” al no dormir, pero le comenté que no sólo es eso. Entonces ahí me puse a pensar sobre las etapas que pasan los bebés. Giulia tiene 1 año y 5 meses y en ese poco tiempo ya pasó por muchas etapas, preocupaciones para nosotros los padres que cada vez debemos cuidarla de nuevos “peligros”. Cuando recién nace es la etapa donde se levanta cada 3 o 4 horas y prácticamente no duermes. Te preocupas si

No me voy en coche

Como saben, no tengo experiencia con bebés y siempre pensé que Giulia haría lo que, según yo, hacen los demás bebés como usar chupón (ella nunca usó chupón) o pasear en coche. En su corta vida ha tenido 5 coches, todos de diferente uso. Cuando recién nació nos prestaron un coche, de esos que vienen con la canasta para llevarla en el carro recién nacida. Usamos esa canasta para movilizarla pero el coche no. Al poco tiempo lo devolvimos. Mi cuñada me prestó otro coche, uno más simple pero que tenía la posición “echado”. Aún no se sentaba bien y preferimos que vaya echada y que pueda dormir ahí a veces. La misma cuñada me prestó otro coche para niños un poco más grande que sí usó varias veces,

12 consejos para viajar con bebés nivel principiante

Hace unos días, nos escapamos del frío y llovizna de Lima y nos fuimos de vacaciones a Punta Cana que pronto describiré todas las experiencias que tuve con Grace y Giulia pero esta vez quiero dar unos consejos a los padres primerizos que se aventuran en viajar en avión con bebés. Tengo que decir que yo no hice nada para el viaje, no sabía ni cuando regresábamos a Lima ni la hora así que agradezco a Grace y su capacidad de organizar a una bebé de año y 5 meses y a su papá de 36 años. En resumen esto es lo que puedo aconsejarles desde mi modesto punto de vista: Hacer un chequeo médico preventivo y preguntar al doctor que es lo que puede pasar en el destino donde elijan. Además de que le de las

Lo que nunca presupuesté

Todos sabemos que tener un niño hoy en día, supone elevar el presupuesto familiar: los pañales, la comida, la leche, en algunos casos la nana, la ropa, el cuarto, etc. Debo agradecer que Giulia nunca tomó fórmula pues Grace quiso darle leche materna desde el nacimiento por lo menos un año y si se puede dos. Giulia dejó la leche materna al año y un mes por un tema de salud de Grace sino le hubiéramos seguido dando porque es lo mejor para el bebe pero requiere una fuerte dosis de sacrificio de la mamá. Pero hay algo que aprendí en el camino. Las niñas gastan más que los niños. ¿Por qué?. Fácil, los niños no usan ganchitos, collets, lazos, vinchas y demás chiches que las niñas y que nunca te re

Bienvenida Giulia!

Era lunes 9 de febrero. Grace decidió tener un parto natural, a menos que haya alguna complicación que felizmente no hubo y sacando cálculos, en esta semana debía nacer. En ese tiempo trabajaba a unos 25km de casa y de darse la situación tendría que regresar rápido por lo que decidí dejar la movilidad de la empresa e ir en carro hasta tener la noticia. Ese día llegué al trabajo un poco más temprano de lo habitual y fui a servirme un café cuando de pronto Grace me llamó al celular: "Se me rompió la fuente". Gracias al curso de psicoprofilaxis, sabía que no era tan crítico como suena, ni que Giulia saldría corriendo por ahí ni nada. Tenía unas 4 horas para llegar así que tranquilamente me desp

Todo empezó así

Hace más de 2 años me enteré que iba a ser padre. Esa noticia me inundó de alegría pues era algo que quería hace un tiempo y por fin se dio. Durante ese tiempo pensé que tendría un hijo hombre. No es que lo haya querido pero lo pensé y viví así varios meses hasta que el ginecólogo dijo "felicitaciones, es una niña". En mi cabeza pasaron muchos pensamientos en ese instante tras un silencio breve pero eterno para mí dije "tengo que entrenar". Y es que no tengo experiencia cuidando bebés y menos niñas. En mi familia todos son hombres, el último bebe ahora tiene cerca de 30 años. Tengo varios sobrinos pero siempre me rehusé a siquiera cargarlos porque los veía frágiles, débiles y me daba nervios