Seguridad hecha en casa

October 8, 2016

 

Parte de la paternidad es saber solucionar problemas de manera rápida, eficiente y sobretodo creativa. Esto último es un poco difícil pues en el mundo, al parecer, ya está todo inventado y te invita a comprar lo que necesitas porque llega fácilmente a tu casa desde cualquier parte del mundo.

 

Como mencioné en algún post anterior, mi casa no tiene muchos elementos de seguridad (salvo las tapitas de los enchufes). Los que hay, los hemos hecho nosotros. Principalmente cubriendo las esquinas de un banco grande y pesado con algodón y masking tape, también usando flotadores de piscina para que Giulia no se golpee en los bordes del pack and play, pero lo que recomiendo es siempre estar atento con los bebés, no debemos de perderlos de vista. Aunque no lo creamos, son tan rápidos y escurridizos, que en cualquier momento pueden estar golpeándose, cayéndose, rodando y haciéndose daño.

 

Es por eso que en este post damos algunas ideas que podemos desarrollar con elementos que podemos encontrar fácilmente en casa.

 

 

No más dedos atrapados en las puertas. Yo tengo un trauma con las puertas porque de niño metí el dedo en las bisagras, alguien cerró la puerta y por un pelo casi pierdo el dedo. Ahora puedo ver la marca que me dejó y trato de alejar a Giulia de todas las puertas, sobre todo las de vaivén de las cocinas.

 

Este accesorio evitará que las puertas se cierren y hagan mucho ruido al golpearse, es algo que podemos hacer fácilmente en casa.

El flotador nuevamente es nuestro aliado, esta vez para evitar que se caigan de la cama.

 

Evitar usar clavos, es mejor usar precintos.

 

¿Se te hace un mundo lavarle las manos? Con esta acercarás el chorro de agua al niño y no el niño al chorro.

Esta última es para los papás cuando hayamos terminado de instalar los elementos de seguridad.

 

 

 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram