Recuento de un fin de semana especialmente caótico

October 10, 2016

 A lo largo de nuestras vidas, tenemos diferentes formas de planear salidas de fin de semana, viajes, fiestas, etc. Cuando era adolescente y durante la universidad, no planificaba nada de eso, siempre hacía lo que había en el momento y si tenía varios planes en un día durante todo el fin de semana, podía hacerlo todo y al día siguiente estaba como nuevo. Cuando fui creciendo, las salidas eran más planificadas, habían más viajes planificados y a veces dejaba de ir a reuniones porque prefería quedarme en casa o con Grace. Ahora he aprendido que a pesar que planifiques todo al milímetro, fechas, horas, presupuesto, logística de Giulia, todo se puede caer por un elemento microscópico: un virus. 

 

¿Cómo es que eso nos puede arruinar un fin de semana lleno de eventos planificados con tanta anticipación?

 

La respuesta es sencilla: porque tu bebé tiene fiebre y está enferma.

 

Esta semana fue especialmente caótica (y lo sigue siendo). Grace estuvo de vacaciones pues su cumpleaños fue el miércoles. Yo le cociné, la pasamos bien con la familia todos juntos. Al día siguiente, Giulia empezó a comportarse raro, no durmiendo bien y la noche del jueves, la fiebre desató su furia con mi hija y la mantuvo así el viernes y sábado inclusive.

 

Felizmente Grace estaba de vacaciones y la pudo cuidar así que el viernes la llevaron al doctor con el diagnóstico de amigdalitis aguda, es decir, una infección en las amígdalas. Por primera vez le estamos dando antibióticos y le dijeron que la fiebre seguiría por lo menos durante 3 días más. Hoy es domingo y felizmente Giulia tiene otro semblante, ya no tiene fiebre y está regresando a su estado normal.

 

Lo bueno es que durante este tiempo, ella no ha dejado de bailar, jugar con sus muñecos, con nosotros, reír, etc. lo que hacía que la pena de verla enfermita disminuya.

 

Pero darle la medicina a los bebés es muy difícil! cierran la boca y nada se las abre. Durante todo el día, Giulia jugaba a que sus muñecos tenían fiebre, les ponía el "termómetro", les tocaba la frente y les daba su medicina. Creo que eso facilitó a que le diéramos la suya pues venía el muñeco  agradeciendo lo que Giulia había hecho por él y ahora le tocaba a ella dejarse curar. Esa era la forma que lográbamos que abra la boca.

 

Ayer teníamos un matrimonio de un buen amigo mío, ya teníamos quien cuide a Giulia y después de mucho tiempo íbamos a bailar pero todo se tuvo que cancelar. Fui yo solo a saludar a mi amigo y regresé súper temprano para ver a mis chicas.

 

Hoy es cumpleaños de mi papá y Giulia lamentablemente no podrá ir a saludarlo. Seguro lo hará por teléfono y por facebook pero ya habrán otras oportunidades para hacerlo.

 

Ahora me doy cuenta que nuestros planes, nuestra vida, gira entorno a nuestros hijos y que existen esos seres microscópicos que tratan de malograrnos la vida, sólo nos queda tener un poco de paciencia cuando ellos aparecen, estar atentos y cuidar a nuestros bebés.

 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram