Son como esponjas

November 22, 2016

Hace unos días pude evidenciar el impacto que tiene la información que los niños reciben, es decir, no sólo los programas de tv y su publicidad, sino la música, las noticias, las conversaciones de adultos, etc... Ellos repiten todo!


Cuando los primos de Giu, los mellis, se quedaron a dormir en casa y mientras íbamos a comprar comida, en el carro me dijeron esto “Tío, Trump es malo porque va a botar a los mexicanos, les va a hacer un muro y ya no podremos regresar a Disney” Yo me quedé ¿? Y les dije “chicos lo que ustedes deben hacer es escuchar las dos versiones, pensar un poco y luego opinar para ver si lo que escuchan es bueno o malo” me dijeron “ya tío”. 


Conozco a niñas de la edad de Giu (casi 2) que, gracias a la televisión, ya piden (y hasta exigen)  lo que quieren que les regalen en sus cumpleaños y lo que quieren ahora en estas épocas navideñas. Piden de regalo el juguete que ven en la televisión, en los comerciales entre los dibujos. Varias veces he posteado que Giulia ve muy poca tele y el único canal que ve es CBeebies, canal infantil de la BBC y recién he notado, después de muuucho tiempo, que no tiene comerciales de juguetes ni “consumibles”, solo promociona sus propios programas infantiles. El fin de semana mis padres le preguntaron a Giu “¿Qué quiere para Navidad?” y ella gritando dijo: “NADAAA!” y se quedaron sorprendidos e invadidos de ternura pero igual le regalarán algo. Pero lo importante es que, al no esperar “EL” regalo, simplemente con lo que le den, ella será feliz, inventará sus historias, sus propios juegos y se divertirá.


Giulia no estaba acostumbrada a viajar en su silla del carro, a veces que la queríamos poner, lloraba y no se dejaba. Como siempre hacemos trayectos cortos, Grace la cargaba pero cuando salían solas las 2, sí se sentaba en su silla, tranquila. Un buen día, Giulia vio que en “El jardín de los sueños” programa de Cbeebies, Makka Pakka (una de las protagonistas) y sus amigos, subían a una especie de tren y se abrochaban el cinturón. A los pocos días, salimos en el carro en familia y Giulia ahora sí va sentada feliz en su silla y hasta se abrocha “sola” su cinturón.  Tanto así que ella agarra el cinturón de su silla de comer y estando sentada ella misma lo cierra sin nuestra ayuda. 

Éstos son unos pocos ejemplos que he tenido en estos días y me han hecho reflexionar sobre qué le digo, cómo le digo y qué información recibe Giu por todos lados. Sobre todo ahora que es tan pequeña y se está formando. Ustedes ¿Tienen algunos ejemplos para compartir? ¿Les ayudó en algún momento como a mí la información que recibió su hij@ de algún programa de tv? o ¿tal vez adquirió un comportamiento inapropiado de alguno de los dibujos o programas que ven?.
 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram