Maratón social

November 30, 2016

Follow my blog with Bloglovin

Cuando empezó noviembre, revisamos la agenda y prácticamente teníamos alguna reunión, cumpleaños o visita impostergable todos los fines de semana, siendo el último fin de semana el más ajetreado, con muchas fiestas y reuniones familiares y lamentablemente debimos decir NO a algunas otras. Esta situación me recuerda a las maratones donde corres manteniendo tu paso y sabiendo que al final se viene lo más duro, te guardas algo para aguantar y terminar bien.


Este último fin de semana se juntaron muchos eventos: cumpleaños de los mellis, primos de Giu, cumpleaños de Nati, mi prima casi hermana, cumpleaños de Fer, hija de unos muy buenos amigos y un almuerzo tradicional donde se junta toda familia de Grace.


Todo empezó el viernes, cuando un buen amigo de la universidad fue con su esposa que está embarazada a visitarnos, le llevaron un regalo a Giu y ella feliz estuvo jugando con ellos as. Era primera vez que los veía!. Siempre se duerme temprano pero aguantó hasta aprox. las 9y30pm despierta feliz jugando.

 

Luego, el sábado tuvimos el almuerzo. Llegamos y Giu de frente preguntó por Mica, su prima que le lleva 6 meses, se vieron y se abrazaron. Siempre juegan juntas y ya saben que cuando hay reuniones, van a estar juntas. Vio a la “bibi”, la última sobrina de la familia y que ya están esperando que crezca para dejármela y hacer pijamada todos juntos :S. Giu correteó por todos lados de la “casa parque” como le dice Giulia por el gran jardín que tiene, jugaba fútbol con sus primos mayores y lo que me pareció interesante fue ver que, si bien Mica y su prima mayor jugaban a la cocinita, Giu iba con ellas unos minutos, luego se paraba y se iba a corretear, jugaba fútbol, se subía al columpio, a una caminadora, se escondía debajo del saltarín, es decir, era más activa y como dice mi suegra, intrépida para no tener ni 2 años.

 

Luego fuimos al cumpleaños número 1 de Fer, felizmente era cerca pues Giu se mareó en el camino. Llegamos y ella como siempre estuvo jugando con todo, se tiraba de cabeza a la piscina de pelotas, se enterraba, se subía a la resbaladera pero lo mejor fue cuando subió al saltarín. Las amigas de Grace pusieron el Shaky Shaky y Giu comenzó a bailar. Las chicas fascinadas de ver a Giu como movía los hombritos, la cintura, las manos, se agachaba, se levantaba, un espectáculo. Una de ellas, que sigue este blog, me dijo que debía hablar sobre  “el baile de Giu”. Prometo filmarla y ponerla porque en verdad es increíble que baile de esa manera que por cierto, no lo sacó a mí.

Regresamos a casa y como Giu se dormiría rápido, podríamos ver una película pero no duramos ni media hora y caímos nosotros también.

 

El domingo fue igual, fuimos primero al cumpleaños de mi prima Nati, tía y “amiga” de Giulia, fue un almuerzo familiar y se encontró con Memé, su primo de 3 años, hijo de mi hermano y estuvieron jugando fútbol y saltando hasta que no encontraron mejor idea que pedir que los suban a la mesa y “saltar” hacia abajo siendo mi hermano y yo quienes los teníamos que cargar. Así muchas veces porque los 2 pedían “otro, otro”. Jugaron con Junior el Pug de mi mamá y Giu comenzó a bailar otra vez. Sacó a mi mamá, a Grace, a Nati y a mí, hicimos una ronda bailando e imitando a Giu. ¡Todo el día baila!

 

Después de despedirnos nos fuimos al cumpleaños de los mellis. Otra vez se encontró con Mica, otra vez se abrazaron y otra vez se cayeron mientras se abrazaban. Jugaron juntas hasta que salió el mago en el jardín de la casa. Giu súper atenta, se paraba, aplaudía, gritaba ¡bravo! Y se sorprendía con el mago. La pasó muy bien. Luego el mago se fue y seguía correteando mientras Mica jugaba con la prima mayor. Me buscó para “jugar” ping pong y se puso a bailar otra vez. Ya de noche dentro de la casa, jugaba con Mica hasta que llegó el momento de despedirse y nuevamente se abrazaron y cayeron juntas al piso.

 

Regresamos a casa igual con la intención de ver películas pero esta vez mientras Grace arreglaba las cosas de Giu, yo me quedé dormido. Cuando Grace llegó a la cama me desperté y me dijo “después de mucho tiempo he tenido un momento sola de relax viendo pelis, sin Giu y sin ti” jajajajaja. Qué bueno que se relajó un rato luego del fin de semana tan matador.

 

En pocos días empieza diciembre, no hay muchos cumpleaños pero hay fiestas navideñas de los trabajos, salidas, almuerzos y lonches familiares, compras y las mismas fiestas. 

 

Me parece lindo ver a Giu divertirse en todos estos sitios a los que fuimos y si bien es muy matador, ver su cara de asombro con el mago, ver cómo disfruta bailando rodeada de todos y jugando por todos lados.  Pero hay algo que debo controlar y que me da pena hacerlo, es enseñarle que no todos son personas buenas. Si bien las fiestas eran de gente conocida y en casas, Giu en su afán de explorar, simplemente se va, se sale de la fiesta, se mete a la casa y a todos lados, se olvida de nosotros y se deja cargar por cualquier adulto que aparezca por ahí así nunca lo haya visto. Eso hace que tenga que estar muy atento, estar pendiente de donde está y cuidarla mucho.
 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram