12 cosas innecesarias (para mí) para el cuidado de los bebés

May 3, 2017

 

 

Cuando te enteras que vas a ser padre, quieres darle lo mejor a esa personita que está en camino. Te preparas con las cosas que te recomiendan y crees que te van a servir porque le sirvió a otro y te vas llenando de cosas e información que no siempre es útil.


Nosotros, teníamos una idea de cuales eran nuestros MUST (cosas que sí o sí debíamos tener). Como íbamos a tener un Baby Shower, decidimos esperar que pase esa fecha para ver que nos regalaban y así comprar lo que nos faltaría.

  

En el camino, nos dimos cuenta que habían cosas, que compramos y otras que nos regalaron, que no nos fueron útiles. Es por eso que pude hacer esta lista con las 12 cosas innecesarias (para mí) para la crianza de niños pequeños.

 
Antes de empezar, quiero aclarar que es MI punto de vista, que no necesariamente puede ser igual que el tuyo y en cierto punto es anecdótico.


1- Calentador de biberones: mucho antes que Giu naciera me compré una ollita para cocinar pequeñas cantidades que con el tiempo se volvió la “olla de Giu” y ahí le calentábamos sus biberones en baño maría. Además, estos artefactos “calentadores”, como hervidores, hornos eléctricos, tostadoras, etc. consumen mucha energía.

2- Cambiadores: Un espacio sobre la cómoda donde se le cambia al bebé. En nuestro caso, Giulia durmió hasta los 2 años en un pack and play que mis padres nos regalaron. Éste tenía muchos accesorios y uno de ellos era el cambiador. Nosotros nunca lo usamos, preferíamos poner a Giu en la cama y cambiarla ahí por temas de comodidad. Nunca tuve dolores de espalda por agacharme pero si tenía más espacio para hacerlo y si se caía, la altura no era comparable con la de la cómoda o cambiador del pack and play.

3- Silla en U: Pensamos que esta silla facilitaría el proceso de aprender a sentarse. La compramos y cuando la usamos, Giu se resbalaba y más era un estorbo, se le veía incómoda en los brazos, así que la usó muy poco tiempo. En su reemplazo, la chica que la cuida enrollaba una manta o frazada y la ponía alrededor de Giu como salvavidas cuando aún no era estable al sentarse.

 

 

4- Almohadas de lactancia y embarazo: Esas largas que adquieren las formas que quieras. Nunca nos compramos y no la necesitamos. Grace se ponía almohadas (me las quitaba) pero no me incomodaba. Cuando yo no podía dormir sin almohada, cogía un polo y lo llenaba de más polos o de medias, así que solucionaba rápidamente mi problema. Si la hubiéramos comprado, ¿dónde la hubiéramos puesto ahora que no la usamos? :S

5- Jirafa Sophie (mordedores). A Giu sólo le compramos un mordedor, era una especie de flor que la mordía. Tenía otras que se las regalaron. En verdad mordía todo lo que tenía a su paso. Personalmente no me gustan las Jirafas Sophie y me enteré de su existencia cuando Giu ya había pasado esa etapa pero tampoco se la hubiera comprado.

6- Collares de ambar. Similar a la Jirafa Sophie, me enteré de su existencia luego que Giu paso esa etapa, a pesar de eso creemos que Giu solo lloró una vez y muy poco por los dientes, nunca le vimos malestar y ni crema le pusimos en las encías, tampoco le dio fiebre por esa razón. De todas maneras, no los compraríamos.

 

7- Licuadora para papilla: ¿Por qué no usar la licuadora de casa? Bueno, nuestro pediatra nos recomendó desde que Giu empezó a comer, no darle alimentos licuados, sino chancados para que se familiarice con las texturas y se acostumbre a morder. Cuando necesitamos hacer un “licuado” lo hacemos con la licuadora de mano o picatodo.

8- Cama inflable. Cuando vimos que pasaríamos navidad en casa de mis padres, me preocupé en donde dormiría Giu. Le compré una cama inflable con una especie de paredes, también inflables, que evitaban que se cayera. Resultado: Giulia entraba pero no se podía mover y al ser de plástico y “cerrada” era un horno y Giu sudaba mucho así que no duró mi 10 minutos adentro.

9- Coche para correr: me compré este coche pero las veces que lo usamos, Giu lloró a mares. Era bebé y como son especiales para correr, la bebé no te mira, está en posición inversa. Cuando salimos y lloraba, tenía que regresar de inmediato cargando a Giulia y jalando el coche. Ahora que Giu ya sabe que papá corre, tal vez si lo usaría, pero no me volveré a comprar uno jajaja

10- Termómetro chupón: Grace lo compró antes de que nazca Giu pero ella nunca usó chupón y tenemos la gran ventaja que se deja poner el termómetro tradicional bajo el axila y ¡no se mueve!. Nos ayuda mucho a curarla cuando está enferma,  gracias a que desde pequeña le regalamos su juego de doctor y juega a curar a sus muñecos y a nosotros por eso está familiarizada con ellos y también dejó de llorar en las visitas al pediatra, al contrario, colabora con él.


11- Termómetro para bañera: Creo que uno se baña con el agua que sienta “rica” como dice Giu. Nosotros usamos el codo para ver que no queme ni esté muy fría.

12- Canguro o fullar: Yo compré una especie de bolsa hecha de manta incaica para meter a Giu, no sé si la puse mal pero estaba súper incomoda y ahí terminó su uso. En ambos casos, tengo la percepción que incomoda así que nunca usamos uno (ojo, es MI percepción). Hasta nos prestaron uno pero sólo lo usamos una vez. Prefiero cargarla y que sienta los brazos de su papá y lo seguiré haciendo hasta que pueda. 

 

Esta es de lo que he podido acordarme por ahora. Recuerda, es según mi punto de vista y tal vez a ti si te pareció bueno y lo usaste. 

 

Tienes cosas que te compraste o te regalaron y que no las usaste?

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram