Recuerdos del primer viaje de Giu

July 17, 2017

Algo que queremos Grace y yo es, por el momento, que cada viaje que hagamos, hacerlo con Giulia. Es decir, sí, a veces quisiéramos estar los 2 solos en una playa, en el caribe por ejemplo, pero por ahora también queremos pasar el mayor tiempo posible con Giulia es por eso que hace un año, juntamos los 2 deseos y nos fuimos con Giulia de año y cinco meses a buscar el sol a las ricas playas de Punta Cana, escapándonos del frío invierno de Lima. Fue nuestro primer viaje en familia desde que Giu nació, los tres solos.


Al comienzo fue un poco estresante pensar cómo se comportaría Giu en el avión, pues antes del viaje recibes mucha información como que los oídos se le tapan, llorará, se aburrirá, etc. pero no sabes hasta que estás ahí. Giulia no sufrió nada en el despegue ni en el aterrizaje de los 2 vuelos. Sí, se aburrió un poco durante las 4 horas de vuelo pero tienes que pensar en qué llevar para que no se aburra. Recomiendo llevarle un juguete nuevo, para que lo descubra ahí, en el avión, su juguete favorito y algo que la distraiga pero no sea voluminoso ni ruidoso para no incomodar a los demás pasajeros. Nosotros llevamos crayolas, una libreta para que dibuje, cuentos nuevos y su Igor, que en ese momento era su juguete/peluche favorito.

 

Fuimos a un hotel ya conocido por nosotros y en verdad cada vez que vamos salimos más que contentos por la atención que nos dan y en este caso, la atención que le dieron a nuestra hija. Se trata de la cadena de hoteles Iberostar, tiene 4 hoteles en Punta Cana, el Punta Cana, el Dominicana, el Bávaro Suites y el Grand Hotel Bávaro (que es solo para adultos).  Si van con niños pequeños, les recomiendo que vayan al BÁVARO, pues pagando un poco más, tienen cuartos más grandes y una piscina especial para niños con juegos en los que yo me metía con los niños jajaja. 

 

Si necesitas, te facilitan una cuna al lado de tu cama! Y los atienden como reyes a los bebés. La comida es all inclusive (todo incluido) y si bien no hay opción de menú infantil, hay gran variedad de platos de los que puedes elegir el que mejor se acomode a tu estilo y al de tu hijo.


Algo muy importante al viajar con niños tan pequeños es que nosotros cumplimos los mismos horarios de siestas y de dormir de Giu por lo que nos privamos un poco de ver los shows en las noches pero llevábamos las cenas, de los restaurantes reservados, al cuarto y cenábamos tranquilos y relajados en la terraza mientras que Giulia dormía.

 

Decidimos no hacer ningún tour fuera del hotel, solo quedarnos todos los días disfrutando de sus instalaciones, relajados y divirtiéndonos con Giulia jugando en la piscina, en la playa, viendo los animales como los flamencos, peces, aves y cuanto animal se cruzase por el hotel, una noche vio un gato, un “miau miau” como decía y ella feliz.

 

El mar es súper tranquilo, tibio, arena blanca donde Giulia disfrutó jugando con la arena y a meterse al mar. Era la primera vez que conocía la playa y si bien al comienzo le dio un poco de nervios cuando el agua le mojó los pies, después de menos de 5 minutos ya estaba dentro mojándose y revolcándose tanto que la teníamos que contener.

 

Lo que me gusta también es que, al ser un hotel familiar, hay diversión para todos. Cuenta con discoteca, casino, canchas de tenis, bares, karaoke, spa, concursos, tiendas, juegos para niños, restaurantes temáticos además del show central que hay por las noches, entre otras atracciones. 
Es por eso que cuando planeamos vacaciones, siempre pienso en regresar a Punta Cana a ese hotel pero Grace me dice que ya hemos ido varias veces así que ni modo, debo buscar otras alternativas jajaja porque si fuera por mí, regresaría todos los años.

 

Así que al planear sus próximas vacaciones, acuérdense que la playa es el mejor destino para niños tan pequeños y no se olviden del Iberostar Bávaro de Punta Cana pues se los súper recomiendo!!! 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram