No pasa nada mamá/papá

December 19, 2017

 

Desde que nació Giulia, a veces me pongo a pensar sobre los avances que hace, desde su nacimiento, salir de mamá haciendo todo su esfuerzo para poder ver la luz, como hasta ahora, que dejó prácticamente el pañal (porque lo sigue usando para dormir).


Pero hay algo que nos parece sorprendente. Como todos sabemos, los niños imitan lo que ven, repiten lo que escuchan y actúan como los que están a su alrededor. Es por eso que tenemos mucho cuidado con lo que hablamos y hacemos en casa o con lo que ve en la TV pues muchas veces nos hemos sorprendido con una respuesta o comentario suyo inesperado.


Durante la crianza de Giulia, hemos puesto énfasis en repetir frases, que pensamos que la ayudarían mucho como por ejemplo “no pasa nada” y “tú puedes hacer todo”.


Hoy temprano, mientras Grace se vestía para ir al trabajo, le dijo a Giulia que la ayude a abotonar su blusa, pero Giu le respondió “Mamá, tú puedes. Tú puedes hacer todo” y me pareció súper que ella ya entienda que no hay limitaciones para lo que quiera hacer, y no me refiero a avalar comportamientos inadecuados o actividades de riesgo, porque eso sí debe ser controlado, pero que crezca con esa libertad, bajo nuestra supervisión y con la idea de que puede hacer todo lo que se proponga en la vida. 


También usamos muchísimo el “no pasa nada” sobre todo cuando se ensucia con la comida manchando su ropa (ella misma nos dice “no pasa nada mamá/papá, después lo lavamos”) o cuando se malogra su juguete, le decimos: “no pasa nada, papá/mamá lo arregla, si no se puede, no importa, tienes otras cosas para jugar” o si se golpea o se cae “levántate, no pasa nada” y así puedo mencionar muchos ejemplos más. Ahora, cada vez que a nosotros nos pasa algo, se nos cae algo o nos ensuciamos, ella inmediatamente repite “no pasa nada papá/mamá”. Esta frase la usa mucho.


De todas formas, es importante poner límites y supervisar las acciones de nuestros hij@s pero sabemos que pueden asumir riesgos controlados, como subir pequeñas colinas o saltar desde 2 o 3 escalones pues son como yo llamo “mini metas” que ellos van logrando y se sienten orgullosos de hacerlo, a lo que debemos responder felicitándolos pues si les decimos que ¿por qué lo hicieron?, tal vez estemos “apagando” su voluntad de explorar, ya luego les explicamos que se pueden caer de cabeza, sacarse sangre y que les puede doler mucho, siempre debemos explicarles TODO lo que les puede pasar.  


Como les repito, es algo que nosotros estamos aplicando y sentimos que sí funciona, me sorprende saber que ella, a sus casi 3 años, parece haber entendido éstas frases y las utiliza mucho en su vida diaria.

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram