"No papá, así no es"

May 28, 2018

 

Siempre escuché, leí, me contaron que las niñas, en cierta medida, son más pegadas a los papás y los niños, a las mamás. En nuestro caso, Giu al parecer no tiene preferencia a la hora de jugar o estar con alguien. A veces juega conmigo todo el día y a veces con mamá, aunque sí tiene preferencia en las noches al dormir que prefiere hacerlo con mamá, pero desde hace días sucede algo muy interesante y divertido.


Hace algunos días, pareciera que Giu empezó a hacerme bullying y todo lo que hacen ella y Grace es mejor de lo que yo hago así a mí me salga perfecto. Cuando estaba enfermita, Grace le hizo “cine en casa”. Preparó canchita, vimos una película y sus dibujos favoritos y en cierto momento tuvimos que poner pausa y Mickey quedó en una posición un tanto pensativa. Giu, como siempre, preguntó “papá, ¿cómo se quedó?” y traté de imitar lo mejor que pude y me dijo “no papá, así no es”, ella imitó y dijo “así es”, este jueguito siempre lo jugamos los 2 pero como estaba Grace al lado le dijo que imite y: “si mamá, así es”, seguí intentando y me decía que no era, mientras que Grace hacía cualquier cosa y Giu decía que a las 2 les sale bien y a mí no. Me estaba tomando el pelo.


Así, como esta situación, hay muchas en nuestro día a día. “papá come con la boca abierta” mientras Grace y ella comen con la boca cerrada, o “papá no comparte la plastilina”, etc. y hoy, que me despedí de ella antes de salir, me agaché para darle un beso cuando estaba arrodillada jugando porque no se quería levantar, pero cuando llegó Grace se paró a darle beso y le dijo “a ti sí”.


Creo que esas situaciones serán más comunes de lo que pienso, más aún cuando Grace me cuenta que de niña, ella y sus hermanas agarraban de punto a su papá y que sólo me queda aceptarlo. En realidad, me da risa y lo tomo con alegría pues sé que ella se divierte con eso y a pesar que tiene estos jueguitos, no significa que no quiera jugar, pasar el día o quedarse conmigo, por el contrario, me ha pedido que la recoja más seguido del nido pues la última vez que fui, me vio y se acercó corriendo a abrazarme y sus amiguitos se acercaron a mí a preguntarme mi nombre, el de mi mamá y a jugar jajajaja.


La relación papá – hija es muy especial y poco a poco se hará más fuerte, y estoy preparado para darle todo mi amor.
 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram