De vuelta a clases: cómo afrontarlo y lo que aprendimos en las vacaciones

March 6, 2020

 

 

En estos días, muchos niños están regresando al colegio y como es de esperar, nosotros los padres queremos lo mejor para ellos. Pero ¿lo mejor para ellos es lo mejor para nosotros?

 

Los padres queremos que nuestros hijos sean los mejores, que sean mejor que nosotros y que los demás, por eso, en las reuniones de papás, de manera natural hablamos que nuestro hijo ya monta bici sin rueditas, bucea, juega tennis, corre olas, sabe multiplicar, leer libros, etc. generando así una especie de competencia entre padres en donde los que más sufren son los niños. Siempre hemos pensado que los niños deben jugar y ser felices, por eso en el verano hicimos que Giulia elija primero, si quería hacer algún taller, y luego que ella elija lo que quería hacer. Así ella iba feliz pero la mayoría del tiempo de vacaciones la pasó en casa, en el parque, donde los abuelos, de viaje, etc. Las experiencias son el mejor aprendizaje.

 

Pero hubo algo más. Al finalizar las clases el año pasado, la miss nos recomendó que Giulia lleve clases de natación pues, cuando le tocó hacerlo en el colegio, sufrió, lloró, no progresó mientras los otros niños iban pasando a la piscina grande, además que significó que le bajen la nota en ese curso.

 

Lo que hicimos fue, efectivamente, inscribirla en clases. Han pasado ya 3 meses y definitivamente hay un progreso significativo pero igual le da miedo cambiar de piscina, y entendemos que es un proceso así que esperamos que lo haga "cuando esté lista".

 

Y lo mejor que me ha podido pasar es que yo he podido estar ahí en todo el proceso, apoyarla, abrazarla cuando lloraba y darle fuerza, ánimos y algún secreto para nadar mejor lo que me emociona al ver el avance que ha logrado. No espero que esté en el equipo de natación (si lo estuviera yo sería el más feliz), pero tampoco voy a darle la posibilidad a sus amiguitos a hacerle bullying al ver que sigue en la piscina chica.

 

Entonces, estas vacaciones de verano me han dejado algunos aprendizajes que quiero compartir con ustedes:

- Que sus hijos elijan lo que quieran hacer, así tengan ideas impensadas, déjenlos y serán felices...todos.

- Apoyar a nuestros hijos y reforzarle las partes que necesitan mejorar.

- Si es posible, estén ustedes los papás con ellos. Puede ir la nana, la abuela pero si van ustedes se sentirán mil veces más apoyados y seguros.

- No quieras que tu hijo haga lo que tú no pudiste hacer. Si quisiste ser futbolista profesional y a tu hijo no le gusta el fútbol sino el básquet, dale el básquet.

- Compartan todo el tiempo posible con sus hijos. No creo en el tiempo de calidad, sino en todo el tiempo posible de estar con ellos.

- El colegio no es una carrera, cada niño va a su ritmo. No presionarlos ni autopresionarnos. Así seremos más felices.

 

Recuerda que los primeros años son los que absorben con más facilidad y serán fundamentales para su desarrollo.

 

Please reload

Please reload

Hecho por:

SUBSCRIBE
VIA EMAIL

Entradas más vistas

Please reload

Please reload

Sígueme en Instagram